Jalatlaco es un pintoresco barrio de la ciudad de Oaxaca. Originalmente fue un pueblo zapoteca, el barrio de Jalatlaco, fundado en 1524 donde durante décadas la curtiduría fue el oficio principal, es uno de los lugares que guardan su encanto casi de forma secreta.

A pesar de la aparente cercanía con el Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca, cualquiera puede pasear por las calles empedradas, cuenta con faroles, muchas casas de adobe o de cantera en este pequeño asentamiento y así percibir de inmediato la tranquilidad que le rodea. Y gradualmente fue rodeado por la creciente ciudad. Casi todo el barrio posee esa atmósfera de tiempos pasados, cuando se veían carretas jaladas por caballos y mulas. Mantiene vigente la bella arquitectura colonial, dando toque mágico que todo huésped desea obtener.

En la ciudad de Oaxaca, patrimonio cultural de la humanidad, es sorprendente que todavía existan lugares como Jalatlaco, ya que lucen como hace cien años, en tiempos en que el barrio estaba separado de la ciudad. Lo importante es señalar que los habitantes de Jalatlaco orgullosamente conservan un barrio de estilo antiguo, y al mismo tiempo, mejoran la imagen urbana.