La particular magia del estado de Oaxaca, esa que hechiza los sentidos de viajeros nacionales y extranjeros.

Oaxaca, ¡Tienes que vivirlo!

Desde tiempos remotos, nuestra capital ha sido el corazón de reunión de innumerables culturas que existen vigentes en el estado, cuando el esplendor de las ciudades de Mitla y Monte Albán irradiaba el sureste de México. Es una ciudad de gente noble y amigable, que tiene grandes talentos, que invitan al viajero, tanto nacional y extranjero a conocer y a vivir una experiencia rica en cultura y tradición, y que sobre todo los hace sentirse como en casa.

Todas las épocas históricas de México: prehispánica, colonial, independiente, moderna y contemporánea se expresan con natural elegancia en los espacios, edificios, calles, museos fantásticos, festivales mágicos, artesanías coloridas, ruinas precolombinas e iglesias barrocas con incrustaciones de oro y en cada rincón de Oaxaca, que la UNESCO denominó Patrimonio Mundial.

Ecoturismo, lagunas fluorescentes, exuberantes montañas, zonas arqueológicas, tesoros coloniales, cultura, artesanía, gastronomía, folklore, fiestas patronales, etc…. todo eso y más te espera en Oaxaca, la 3er mejor ciudad de centro y Sudamérica de acuerdo a la revista Travel and Leisure.

“LOS CAMINOS DEL MEZCAL”

Ofrece al visitante la oportunidad de experimentar en sitio todo el universo que envuelve a la producción de esta bebida ancestral, desde los plantíos de agaves hasta su envase, y por supuesto la degustación con su maridaje natural: la cocina oaxaqueña, que es reconocida a nivel nacional e internacional por su alto valor cultural, su inmensa variedad de ingredientes y sus sofisticadas técnicas de preparación.

LA GUELAGUETZA

La Guelaguetza, la más importante costumbre del pueblo de Oaxaca, se deriva del vocablo zapoteca “Guendalezaa” que significa “ofrenda, presente, cumplimiento”, porque a partir de la colonia se acostumbraba que los ricos
hacendados españoles, recibían de los indios que les cultivaban sus tierras, el presente de las primicias cosechadas en los campos, a las cuales se les llamaba Guelaguetza.

SEMANA SANTA

Una vieja tradición del culto público de Oaxaca que no ha desaparecido, es la hora del Vía Crucis, en tiempo de la Cuaresma. La gente se apresta al Templo. En el Templo de San Matías Jalatlaco, en perímetro de los barrios de Jalatlaco y Xochimilco, y desde tiempo inmemorial, los devotos solían reunirse cada Viernes de Cuaresma, para practicar el Vía Crucis, ceremonia que tenía lugar muy de mañana.

Monte Albán
Monte Albán, Oaxaca
Foto por Eduardo Robles Pacheco
Árbol del Tule
Árbol del Tule
Foto por Liliana Saeb
Mitla
Mitla
Foto por Richard Weil
Santo Domingo
Santo Domingo, Oaxaca
Foto por yaxchibonam
Puerto Escondido
Puerto Escondido, Oaxaca
Foto por Theklan
Mazunte
Mazunte, Oaxaca
Foto por Fido
Huatulco
Huatulco, Oaxaca
Foto por Kim Groome
Zipolite
Zipolite, Oaxaca
Foto por Patrick Tanguay